CDM BLOGS

DESCANSA Y DISFRUTA

BLOG ESCRITO POR LESLIE CEPEDA

Confieso que en ocasiones, no disfruto mis días. Hay ocasiones en las que me siento abrumada, estresada, y hasta eh deseado tener la vida de alguien mas. Me lleno de listas de cosas que quiero hacer durante el dia, y siento que no me alcanza el tiempo. Hay que hacer comida, crear el menú de la semana, estudiar, bañar a mi hija, ir al trabajo, limpiar la casa, y la lista sigue y sigue. Todo esto, combinado con las pruebas que llegan se van juntando y termina por estresarme. ¿Tu te has sentido como yo? 

 

Tengo una buena noticia. Algo que con frecuencia me recuerdo esta en Mateo 11:28, 

“Luego dijo Jesús: «Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso. Pónganse mi yugo. Déjenme enseñarles, porque yo soy humilde y tierno de corazón, y encontrarán descanso para el alma. Pues mi yugo es fácil de llevar y la carga que les doy es liviana».”

Mateo 11:28-30 NTV

 

Cada vez que me sienta abrumada, estresada, tengo acceso a ir con Jesús y quitar mis cargas. No es que Jesús haga comida para mi, o que valla a limpiar mi casa, pero el simple echo de poder ir con El y entregarle mi estrés, me llena de fuerzas y paz para seguir adelante. Me recuerda que lo que el me ha dado, es para que lo disfrute y no como una carga. En Eclesiastés 2:24, Salomón dice lo siguiente, “Entonces llegué a la conclusión de que no hay nada mejor que disfrutar de la comida y la bebida, y encontrar satisfacción en el trabajo. Luego me di cuenta de que esos placeres provienen de la mano de Dios.” Dios me recuerda que tener un techo es una bendición, por lo tanto, limpiarla es un placer. Dios me recuerda que mi esposo es una bendición, por lo tanto, amarlo es un placer. Dios me recuerda que mi hija es una bendición y por lo tanto el hacerle de comer es un placer. Me recuerda que mi trabajo es una bendición, por lo tanto hacer lo mejor de mi parte es un placer. 

 

Cuando hacemos la cosas con un corazón alegre, no se nos hace tan pesado. Cuando hacemos las cosas, sin disfrutarlas, nos cansamos más. Proverbios 17:22 dice, “El corazón alegre es una buena medicina, pero el espíritu quebrantado consume las fuerzas.”

 

Hoy te animo, a que entregues tus cargas, tu estrés, tu tristeza a Dios para que El té llene de paz, de amor. Que puedas descansar en el y así poder disfrutar de tu día a día. Poder disfrutanr más de tu familia y más personas a tu alrededor. Poder disfrutar de la vida que Dios nos ha dado.  

 

Con amor, 

 

Leslie